Los paisajes y pueblos de Carles Sanjosé

Los paisajes y pueblos de Carles Sanjosé, arquitecto y músico

El paisaje que rodea la Bisbal d'Empordà, mi ciudad natal, es fantástico. Podéis tomar cualquier camino de los que salen de la Bisbal y os encontraréis pequeños cultivos, colinas suaves y trozos de bosque con tesoros escondidos. Es un paisaje de tamaño pequeño con mucha historia detrás, donde cada lugar tiene su razón de ser y la huella humana está presente en todas partes.

Uno de los lugares donde me gusta observar este paisaje, modelado por los agricultores y las estaciones del año, es el monasterio benedictino de Sant Miquel de Cruïlles, una joya del románico catalán. Es a medio camino entre Cruïlles y Sant Sadurní de l'Heura, y es un punto de inicio para muchos ciclistas y motoristas que quieren cruzar el Espacio de Interés Natural de las Gavarres. ¿Sabíais que los megalitos de las Gavarres fueron construidos en diferentes momentos de la prehistoria y que en Fitor es donde se ha localizado la concentración de dólmenes más grande del Baix Empordà? Pues si queréis descubrir todo su gran patrimonio cultural, seguid los itinerarios a pie que hay por todas las Gavarres, os lo recomiendo.

Os propongo también hacer una ruta por los pequeños pueblos del Empordanet. Después de visitar el recinto amurallado de Ullastret, a pocos kilómetros, encontraréis Peratallada, uno de los pueblos medievales más sorprendentes de Cataluña según un montón de guías de viaje. Podéis continuar la ruta dirección la espectacular plaza Jaume I de Monells, pasando antes por los tranquilos pueblos de Vulpellac y Cruïlles. Por último, dejaros sorprender por los rincones de Corçà y Casavells.

Este sitio web utiliza cookies. Si hay todavía vela consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies